Gobierno porteño: la epidemia obliga a reducción gastos administrativos

Horacio Rodríguez Larreta analiza un fuerte ajuste de la planta política para hacer frente a la caída de recaudación por la pandemia. Según pudo saber LPO, la intención del jefe de Gobierno es reducir una de cada tres subsecretarías de las más de 60 que existen actualmente.

En mayo la recaudación cayó un 30% considerando la inflación y en abril el retroceso había sido del 35%. En enero y febrero la Ciudad había recaudado 45,8 y 43,4% más respecto de 2019, pero esa diferencia bajó al 36,8 en marzo y 7,1% en abril. Además existe un 50% de morosidad en ABL y patentes.

Por eso en el gobierno porteño piensan en ajustar los cargos políticos. “Hay que darle una mensaje a la gente”, explicó un funcionario capitalino. “En esta pandemia queda claro que el gobierno puede funcionar con menos funcionarios”, agregó. Las primeras medidas del gobierno fueron posponer obras, tomar deuda y bajar sueldos de la planta política, pero al parecer esos movimientos no fueron suficientes.

Larreta condona el pago de ABL por dos meses a los comercios no esenciales

Una de las posibilidades es unificar las secretarias de Desarrollo Urbano y Transporte bajo el ala de Espacio Público, que conduce Clara Muzzio. Su ministerio tiene 4 subsecretarías y 14 direcciones generales.

Felipe Miguel tiene 6 secretarías a cargo como jefe de gabinete, que a su vez contienen 10 subsecretarías y 37 direcciones generales y algunas de ellas podrían pasar también a Espacio Público.

Bajo su paraguas se instalaron funcionarios que quedaron fuera del gobierno nacional y bonaerense. Desde la derrota en octubre del año pasado hubo varios que cruzaron la Plaza de Mayo o la General Paz para encontrar refugio en el distrito capitalino. Aquellos que no cuentan con un pasado en el gobierno porteño serían los que más chances tienen de salir.

Si bien tras el comienzo de la pandemia el gobierno prohibió nuevas contrataciones de personal, hubo cientos de funcionarios que se integraron antes de que rigiera la veda.

“Aun habiendo incorporado gente de otros gobiernos las estructuras no se movieron en términos netos”, aseguraron desde una dependencia porteña donde dijeron desconocer la posibilidad de un ajuste.

Después de la jefatura de Gabinete, el Ministerio de Seguridad y Justicia es la otra repartición que concentra mayor cantidad de dependencias. Controla una secretaría y 13 subsecretarías y 28 direcciones generales, claro que esa gigantesca estructura está la policía de la Ciudad y áreas de justicia.

Desarrollo Social, bautizado Desarrollo Humano y Hábitat cuenta con 2 secretarías, cinco subsecretarías y 15 direcciones generales, mientras que Desarrollo económico, a cargo de José Luis Giusti, tiene 6 subsecretarías y 22 Direcciones Generales. El ministro de gobierno, Bruno Screnci controla 4 subsecretarias y 10 direcciones generales.

En el larretismo barajan la idea de premiar a los ministros o secretarios que pierdan su cartera con una cargo político nacional o porteño en las próximas elecciones