Acuerdo para flexibilizar la cuarentena

La Ciudad analiza extender las salidas recreativas para niños a todos los días de la semana y abrir algunas plazas y parques durante las vacaciones de invierno. Además esperan volver a la fase anterior cuando termine el período de cuarentena dura.

La ampliación de las salidas recreativas será la mayor diferencia respecto del aislamiento “hard” que comenzó 1 de julio. En la Ciudad consideran que aún no hay condiciones para abrir el rubro de servicios personales que incluye peluquerías, manicuras y gimnasios.

Cuando llegue el momento esos rubros no abrirán al mismo tiempo sino que en el gobierno porteño hablan de la “microespecificidad” de cada sector.

Horacio Rodríguez Larreta y Axel Kicillof se reunieron en Parque Patricios para analizar las próximas medidas sanitarias que se aplicarán a partir del viernes próximo. El encuentro duró más de una hora y los mandatarios intercambiaron cifras de sus distritos.

Los funcionarios porteños evalúan que la curva está estabilizada pero los mil casos diarios siguen siendo un número muy alto. Las mayores expectativas giran entorno al R, el factor que da cuenta de la cantidad de personas que contagia un infectado. Por el momento está cerca de 1, pero para entrar en una fase descendente deberá ser menor a 1.

La semana pasada desde Ciudad habían comenzado a instalar la posibilidad de desacoplar las cuarentenas de la Ciudad y la Provincia y ese plan sigue adelante. De todas formas las diferencias pasarán por cuestiones puntuales, como la vuelta de los runners.

En el gobierno explicaron que el plan que filtraron sobre las futuras etapas de la cuarentena no tiene una fecha específica de aplicación, sino que dependerá de la evolución de la curva de contagios.

A pesar de que se avecinan los días más fríos del año, consideran que el comienzo de las vacaciones de invierno y la interrupción de las clases virtuales puede complicar la convivencia familiar y por eso tienen la intención de que los niños puedan salir de su casa y retomar algunas actividades de la “vieja normalidad”.

En el gobierno sostienen que a pesar de que la economía está al tope de las preocupaciones, en las próximas semanas habrá novedades que ayuden a mejorar el “bienestar emocional” de los vecinos.