Restaurantes sólo al aire libre

La Ciudad busca abrir los restaurantes y bares con espacio al aire libre en los próximos días. Solamente podrán brindar servicio en el lugar aquellos lugares que ya estuvieran habilitados antes de la pandemia, el resto continuará con la modalidad para retirar.

“Gastronomía sin servicio” es uno de los sectores que el gobierno porteño incluyó en la segunda etapa de su cronograma de puesta en marcha. Si bien el plan no tenía fechas concretas en Parque Patricios suponían que esa etapa llegaría en septiembre.

El sector gastronómico que emplea emplea a 140 mil personas es uno de los más golpeados por la pandemia y si bien los restaurantes pueden vender comida, están muy lejos de los niveles de facturación previos a la irrupción del Covid-19.

A mediados de julio desde el sector estimaban que 1.200 de los 12.000 bares y restaurantes de la Ciudad ya habían cerrado. Y hacia adelante ese número podía alcanzar al 50% del total para el final de la pandemia.

A mediados de agosto el oficialismo había impulsado un proyecto de los legisladores Sergio Abrevaya y María Rosa Muíños para pedir por la apertura de los restaurantes. Como adelantó LPO, en la oposición interpretaron la maniobra como un guiño los reclamos del sector.

Solamente aquellos restaurantes que tenían habilitados sectores al aire libre podrán continuar con ese servicio y no se habilitarían nuevos espacios. Incluso aquellos que puedan abrir tendrán menos mesas ya que deben guardar una separación de dos metros entre ellas. Los mozos y comensales deberán utilizar barbijo y aún no se sabe si los camareros podrán brindar servicio o los clientes serán los encargados de llevar la comida a la mesa.

Los bares y restaurantes que vendan para llevar deberán demarcar el espacio público para evitar las aglomeraciones de gente, una imagen que se repitió en la Ciudad los últimos fines de semana.

Todas las medidas que proponga el gobierno de la Ciudad comenzarán a abordarse en la reunión que tendrán Horacio Rodríguez Larreta y Axel Kicillof este martes. Según pudo saber LPO es muy improbable que el gobierno porteño proponga habilitar las reuniones sociales.

Si bien en la Ciudad consideran que el número de casos está estable, continúa siendo muy alto