Sin clases por ahora

LPOHace 3 horas

El Gobierno nacional aún no pudo llegar a un acuerdo con la Ciudad para que los alumnos porteños vuelvan a las aulas luego de seis meses sin clases presenciales.

Los ministros nacionales de Salud, Ginés González García y de Educación, Nicolás Trotta, se reunieron con sus pares de la Ciudad, Fernán Quirós y Soledad Acuña este lunes, y de la reunión no surgió ninguna definición sobre la fecha en la que podría retomarse el ciclo lectivo en las escuelas.

La Ciudad había filtrado que ya tenía identificados a 6500 chicos que perdieron contacto con la escuela que volverían a tener clases de apoyo presenciales al aire libre. El Gobierno nacional rechazó esa idea y propuso que las clases se den en los patios de las escuelas. 

Pero tampoco hubo entendimiento en el número de alumnos que podría volver. “No hemos aprobado que vayan a los patios los 6500, hablan de esa cifra pero han identificado 1500”, indicaron a LPO en el ministerio de Trotta.

“El acuerdo giró en torno a establecer un indicador epidemiológico objetivo para trazar una hoja de ruta de vuelta escalonada y progresiva a las actividades escolares”, explicaron en el ministerio nacional.

El propio Trotta dijo a TN que desde la Ciudad “pidieron 20 días para poder localizar al resto”, en referencia a los 5000 chicos que de acuerdo al ministro de la Nación todavía no pudo identificar el gobierno porteño. En la Ciudad, sin embargo, dijeron a LPO que entre mañana y pasado presentarán el nuevo protocolo para que los alumnos tengan clases en los patios. No fue el único tironeo: en el Gobierno nacional se quejaron ante LPO de que la Ciudad no explicó como irían los chicos al colegio.

“Respecto del protocolo presentado al Ministerio de Salud de la Nación, la cartera sanitaria nacional realizó una serie de observaciones que serán analizadas por el gobierno de la Ciudad como así también el Ministerio de Educación nacional lo efectuará desde lo pedagógico”, indicaron en ese sentido en el ministerio de Trotta.

La cartera nacional informó que “se buscará analizar la situación epidemiológica de la Ciudad y establecer indicadores epidemiológicos objetivos que permitan trazar una hoja de ruta para la apertura progresiva y escalonada de las actividades escolares sin exponerlos a los riesgos de un posible contagio”