CABA, rige el nuevo protocolo turístico

A partir del martes 8 comienza a regir en la Ciudad de Buenos Aires el nuevo protocolo que impone un testeo a las personas que ingresen al territorio porteño por un mínimo de 24 horas y a residentes que hayan estado a más de 150 kilómetros por 72 horas.

“La pandemia no pasó, pero tenemos el mayor alivio y tenemos las condiciones para abrir las puertas de la Ciudad al turismo con todos los cuidados”, advirtió el jefe de Gabinete, Felipe Miguel, en una conferencia de prensa. El objetivo es evitar un incremento de casos de coronavirus durante el verano.

El nuevo protocolo se puso en marcha la mañana del martes en la terminal Dellepiane -Retiro está cerrada por reformas- para quienes regresen en ómnibus. En Ezeiza los testeos se harán a partir del 15 de diciembre para todos los pasajeros que ingresen: turista nacional, internacional o residente que regresa. El testeo rige para personas mayores de 12 años de edad.

En el caso de que la entrada a la Ciudad se haga por un vehículo particular u otra forma de transporte, las personas deberán acercarse al Centro de Convenciones o al Edificio de la Munich, en Costanera Sur, que estarán abiertos todos los días de 8 a 20 horas.

En todos los casos, se hará un test de saliva. “Si el resultado fuera negativo, es solo una comunicación automática avisando a la persona que se testeó. Si fuera positivo es una comunicación telefónica de personal de salud para explicar los pasos a seguir”, detalló Miguel.

Los pasos a seguir

  • Previo a la llegada a la Ciudad, las personas deberán completar la declaración jurada en la página del Gobierno porteño turismo.buenosaires.gob.ar/es/RequisitosTuristas.
  • Realizarse el test de saliva en la terminal, aeropuerto, Centro de Convenciones o Edificio de la Munich y presentar la declaración jurada.
  • Una vez realizado el test PCR se puede ingresar a la Ciudad sin necesidad de esperar el resultado.

El test es gratuito para los residentes de la Ciudad y nacionales y puede ser cubierto por el seguro médico o por el gobierno porteño. Para los turistas extranjeros tiene un costo de 2.500 pesos. En el caso de necesitar un segundo test, será gratuito

“Hay un sistema de sanción establecido a través del decreto nacional para quienes no se realicen el test”, aclaró Miguel