La Ciudad sin grandes obras

El vicejefede gobierno porteño, Diego Santilli,volvió a hablar sobre la quita de fondos a la Ciudad por parte del Gobierno y aseguró que las consecuencias serán importantes y que en primer lugar se verán reflejadas en la falta de obras de infraestructura. “Se terminan las grandes obras”, dijo Al referirse a la forma en que harán frente a esta baja en la coparticipación, indicó que será con dos mecanismos. “68 por ciento de ese paliativo lo vamos a hacer con menos obras de infraestructura, un recorte importante, y un 32 por ciento será con el sistema financiero”, declaró en diálogo con radio Mitre.

Asimismo, Santilli insistió en el duro golpe que representa esta decisión de la administración del presidente Alberto Fernández y afirmó una vez más: “Es un ataque a la autonomía para reducir el federalismo en nuestro país. Cuando uno quiere sostener el federalismo tiene que aumentar la soberanía”.

El vicejefe de Horacio Rodríguez Larreta indicó también que la ciudad aporta siempre mucho más de lo que recibe y que ahora va a perder 65 mil millones de pesos. En este contexto, de todos modos, aseveró: “No vamos a tener una ciudad más insegura, a pensar de que después de las grandes crisis hay problemas, como en 2002 o 2010, pero vamos a sostener nuestro nivel de seguridad”. Pero agregó: “No vamos a elevar los trenes como hicimos antes, se terminan las grandes obras hasta tanto tengamos un fallo de la corte que devuelva los recursos. Espero que la corte defienda la autonomía. Estas son demandas que duran mucho tiempo”.

Por último, detalló: “Me duele en lo institucional. El gran desafío de la Argentina es sentarnos en una mesa a construir, no a destruir. La coparticipación fue la antítesis de lo que fue la pandemia”.

El proyecto que reasigna partidas en materia de seguridad para la Ciudad Autonóma de Buenos Aires se convirtió en ley el jueves, en una sesión especial del Senado en la que la bancada opositora ratificó que la norma será denunciada ante la Justicia por considerarla irregular, de acuerdo con lo publicado por la agencia Télam. La nueva norma, aprobada por 40 votos contra 25, estipula un período de negociación de 60 días entre el Poder Ejecutivo y la Ciudad sobre el monto a destinar para la Policía porteña. La iniciativa llegó al Senado en segunda revisión desde la Cámara de Diputados, que lo aprobó en medio de negociaciones con legisladores de bloques aliados.

Entre los cambios incorporados figura la apertura de un período de negociaciones de 60 días, antes de establecer el monto a transferir a la Ciudad para el funcionamiento de la Policía, y que se realizará entre las autoridades nacionales y las porteñas. El texto aprobado inicialmente por el Senado en el primer tratamiento que hizo sobre el tema establecía una suma fija de 24.500 millones de pesos actualizado trimestralmente, pero ahora se determinó que ese monto deberá acordarse en el convenio que deberán firmar Nación y Ciudad.