El gobierno suspende exportaciones de maíz

El Gobierno nacional decidió este miércoles cerrar de manera temporaria las exportaciones de maíz. La medida, según pudo saber LPO con varias fuentes, generó sorpresa y bronca y fue leída como un nuevo golpe de la Casa Rosada al campo.

“Esta decisión se basa en la necesidad de asegurar el abastecimiento del grano para los sectores que lo utilizan como materia prima en sus procesos de transformación”, explicó el Ministerio de Agricultura de la Nación mediante un comunicado de prensa.

Los sectores a los que se refiere la cartera del campo que conduce Luis Basterra son, básicamente, la producción de proteína animal como carne de cerdo, pollo, huevos, leche y feedlot donde el maíz representa un componente importante en los costos.

El Gobierno autorizó, hasta la fecha, exportaciones por unas 34,2 millones de toneladas de maíz de la campaña 2019/20, sobre un total teórico exportable de 38,5 millones de toneladas. Es decir, el cupo de envíos al exterior del ciclo pasado se cumplió en un 89%.

“El objetivo de la medida es que las 4,27 millones de toneladas restantes queden disponibles para el consumo interno, con el objeto de asegurar el abastecimiento durante los meses de verano cuando la oferta de cereal tiende a descender”, afirmó Agricultura.

En el campo apuntan principalmente al histórico presidente del Centro de Procesadores Avícolas (CEPA), Roberto Domenech. Se trata de un dirigente peronista con nutridos y aceitados contactos con el poder e, incluso, con línea directa con Cristina Kirchner.

Sucede que Domenech fue uno de los mayores impulsores de la suba de retenciones y cierre de exportaciones durante la era kirchnerista. Con esa medida, el dirigente se aseguraba maíz barato para abastecer a las fábricas de pollos que representa.

Ese pasado reciente quedó muy marcado entre los dirigentes y productores de las cuatro entidades rurales. Pero lo cierto es que al cerrar las exportaciones de maíz se beneficia también a los feedlots en un momento de suba constante de precios de la carne.

Lo concreto es que mientras rigieron límites a las exportaciones, los precios de las materias primas se deprimieron a punto tal de que la cosecha de maíz, por ejemplo, no superaba las 25 millones de toneladas (actualmente se ubica en torno a 50 millones).

Entre 2015 y 2020 la cosecha de maíz se duplicó por la eliminación de retenciones (ahora se cobra un 12%) y la liberación de los envíos al exterior. Esas medidas alentaron a los productores a sembrar e incorporar tecnología para aumentar rendimientos.

Los especialistas remarcan que con un consumo interno de maíz que se encuentra cerca de las 12 millones de toneladas y una cosecha que es más de cuatro veces superior, no debiera haber problemas de abastecimiento a los consumos locales.

Con el cierre de exportaciones, tal como ocurrió entre 2007 y 2015, los precios del maíz (que rondan los 200 dólares por tonelada) caerán en el mercado local afectando, principalmente, a los productores que se encuentran en plena etapa de siembra 2020/21.

Como sea, tal es la importancia del maíz que en los últimos años se convirtió en uno de los mayores aportantes económicos del Estado en términos de recaudación vía retenciones y otros impuestos (superado únicamente por el complejo sojero).

Los analistas destacan que con este tipo de medidas lo único que se logrará es aumentar la producción de soja en detrimento de otros cultivos. De hecho, la cosecha de maíz este año, según la Bolsa de Cereales, superará por segundo ciclo consecutivo a la de soja. 

La decisión alcanza a todas las embarcaciones previas al 1 de marzo del año que viene y solo excluye al maíz pisingallo. Para la campaña que viene, podrían reabrirse las exportaciones si el volumen cosechado asegura la provisión interna: “Eventualmente y en función de cómo evolucione la oferta y la demanda, así como de las perspectivas de la cosecha de maíz 2020/21, esta cartera evaluará la reapertura del registro” (de Declaraciones Juradas de Venta al Exterior), concluyó Basterra en el comunicado que publicó en la web del Ministerio – fuente lapoliticaonline