EE.UU. vacunación de docentes

Funcionarios de la Casa Blanca dedicados a la estrategia para enfrentar la pandemia de coronavirus afirmaron que no creen que la vacunación de los maestros deba ser obligatoria para que las escuelas vuelvan a abrir, aunque están de acuerdo en que los docentes deben tener prioridad para inmunizarse como trabajadores de primera línea.

El principal experto en enfermedades infecciosas de Estados Unidos, Anthony Fauci, dijo que vacunar a todos los maestros antes de que las escuelas puedan abrir “realmente es poco práctico para convertirlo en una condición sine qua non de la apertura de las escuelas”.

“Creemos firmemente que debemos intentar lo mejor que podamos para vacunar a los maestros y deben ser una alta prioridad dentro del área de personal esencial”, agregó Fauci en una entrevista con la televisora CBS News.

“Aunque no creemos que todos los maestros deban vacunarse antes de poder abrir una escuela, eso no quita el hecho de que apoyamos firmemente la vacunación de los maestros”, señaló el principal asesor médico del presidente Joe Biden, que ayer dijo en declaraciones a la CNN que quería que se priorizara a los maestros para la vacunación.

Poco después, Biden lo confirmó en Twitter: “Para fines de julio, tendremos suficientes dosis para vacunar a todos los estadounidenses”.

Por su parte, el coordinador de respuesta de Covid de la Casa Blanca, Jeff Zients, dijo que “los maestros deben ser vacunados, como otros trabajadores de primera línea”, aunque destacó: “Pero el presidente y el vicepresidente están de acuerdo con las pautas de los CDC en que no es un requisito reabrir.”

La red estatal de Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC en inglés) sugirió la semana pasada que no es obligatorio que los maestros se vacunen para volver al aprendizaje en persona, una prioridad clave para la administración de Biden en sus primeros 100 días.

Pero, en última instancia, la decisión depende de los estados: 28 de ellos más el Distrito de Columbia actualmente permiten que algunos o todos sus maestros y el resto del personal escolar reciban las vacunas contra el coronavirus.

Los comentarios de Fauci se produjeron en medio de una protesta nacional por la reapertura de las escuelas públicas, un proceso que se vio obstaculizado por las objeciones de los sindicatos de maestros que tienen estrechos vínculos con el Partido Demócrata.

Los republicanos, por otro lado, abogan por la reapertura de las escuelas, citando el éxito de los colegios católicos y otros privadas al reanudar la enseñanza presencial hace meses.

Las escuelas pueden abrirse de manera segura con el uso generalizado de equipos de protección, como máscaras y otras medidas de mitigación, como aulas más pequeñas, indicó Fauci.

Estados Unidos, el país más castigado por el coronavirus, registraba desde el comienzo de la pandemia hasta hoy 27.542.421 contagios y 485.070 fallecidos.

Las autoridades aplicaron más de 55 millones de dosis de vacunas desde el comienzo de la campaña de inmunización.

La Casa Blanca anunció hoy que está administrándose un promedio de 1,7 millones de dosis por día, en comparación con la media de 900,000 diarias hace un mes. Los últimos datos reflejan un aumento de 200.000 dosis con respecto a la semana anterior.

La administración Biden se había fijado el objetivo de lograr 100 millones de vacunas dentro de los primeros 100 días en el cargo del presidente, y los datos actuales reflejan un ritmo que superaría ese objetivo.

No obstante, cuando se le preguntó a Fauci cuándo la vacuna estaría ampliamente disponible para el público en general, dijo que el objetivo es que eso ocurra en julio y no en abril como se había anticipado.

“Esperaba que eso fuera a fines de abril”, dijo Fauci y destacó que “la predicción de abril se basó en la expectativa de que Johnson & Johnson tendría más dosis disponibles”.

Sin embargo, dijo que “esa línea de tiempo probablemente se prolongará hasta mediados o fines de mayo y principios de junio”.

Esto se debe a retrasos en la producción de una tercera vacuna de Johnson & Johnson además de las de Pfizer y Moderna.