Temor por falta de camas de TI

El ministro de salud porteño Fernán Quirós admitió que le pidió al gobierno nacional respiradores. “Le hemos entregado en calidad de préstamo en cerca de 50 respiradores al sector privado que tenemos reservados para demanda adicional, para que aumenten su capacidad de respuesta”, dijo.

La explicación del ministro llega en medio de un debate con Nación por la ocupación de camas de terapia intensiva. Mientras que desde Casa Rosada y desde la Sociedad Argentina de Terapia Intensiva (SATI) aseguran que están al borde de la saturación, en el distrito capitalino niegan una situación de emergencia.

La cuestión de las camas corrió el eje de discusión de la apertura de escuelas. Quirós reconoció que en sector privado las camas están al 82%, pero admitió que en algunas clínicas ese número supera el 95%. Además en el sector público hay un 35% de plazas libres: desde la semana pasada la ocupación aumentó un 15%.

Un ejemplo de eso es el Hospital Fernández que se quedó sin camas de terapia y por eso decidió cerrar la guardia para poder disponer de 16 plazas que serán dedicadas a pacientes con Covid-19.

“Las terapias que son más prestigiosas, más reconocidas, más grandes son las más visibles. Todos intentamos llevar a nuestros seres queridos a los lugares que tienen mayor prestigio social”, señaló para explicar por qué algunos centros de salud están al borde del colapso.

Como había anticipado LPO, la estrategia para mitigar la saturación de las terapias intensivas será dedicar la mayor parte de camas a los pacientes con coronavirus.

“Tanto el sector privado como el público fueron muy exigidos en este tiempo. Veníamos con las terapias bastante completas, atendiendo pacientes con otro tipo de problemáticas y debimos reconvertir espacios destinados a otras patologías para atender pacientes covid”, dijo.

Rosa Reina, presidenta de la SATI, aseguró que “puede haber un colapso del sistema”. La terapista indicó en diálogo con Radio con vos que más allá de la posibilidad de aumentar las plazas, no hay personal para atenderlas.

“Hace más de una semana que venimos diciendo que esta vez sí creemos que puede haber colapso del sistema, porque vimos el incremento de las terapias intensivas en una semana. En una semana pasamos, en muchas terapias intensivas, del 30% de ocupación al 70 u 80%”, dijo Reina.