Cítricos: se reanudan las exportaciones a la UE

La Unión Europea (UE-27) confirmó este martes la reapertura de las importaciones de cítricos provenientes de la Argentina después del cierre dispuesto durante nueve meses por la aparición de una enfermedad denominada Mancha Negra (Phyllosticta Citricarpa).

“Cuatro de cada diez frutas que exporta nuestro país son cítricas, siendo la Unión Europea uno de los principales destinos, a donde se exportan 150.000 toneladas anuales de estas frutas”, indicó el Senasa en su cuenta oficial de Twitter.

El titular del organismo sanitario, Carlos Paz, destacó que “la reapertura del mercado europeo de cítricos dará impulso a nuestras economías regionales. Hemos reforzado las tareas de supervisión de frutas a partir de la regionalización para poder exportar a la Unión Europea”.

En rigor, desde agosto del año pasado, cuando la UE decidió cerrar las importaciones de cítricos, las autoridades del Senasa, el Ministerio de Agricultura y Cancillería comenzaron a negociar nuevos protocolos de control para lograr la reapertura de ese mercado.

Los especialistas explicaron a LPO que la enfermedad detectada afectaba a los limones, teniendo un fuerte impacto en las provincias productivas del norte del país. Pero el cierre del mercado europeo también se extendió a las naranjas y a las mandarinas en forma preventiva.

El cierre dispuesto por la UE implicó una pérdida de al menos 30 millones de dólares en estos nueve meses. Por este motivo la noticia fue festejada, no solo por los funcionarios del Gobierno, sino también por las empresas exportadoras de cítricos.

De hecho, los que entienden del tema se animaron a anticipar que las exportaciones de cítricos a Europa permitirán mejorar en el corto plazo la capacidad de pago de las empresas a los productores en el mercado local.

El último IPOD que elabora mensualmente la CAME muestra que los productores de limón cobran 31,95 pesos por kilo, mientras que el valor en góndola se ubica en 135 pesos. Esto hace una diferencia del 322% entre las dos puntas de la cadena.

Una situación parecida ocurre en el caso de las mandarinas. En este caso los productores cobran 28,83 pesos por kilo, al tiempo que los consumidores lo pagan unos 133 pesos. Los productores de naranjas, en tanto, cobran 41,86 pesos y en las góndolas se venden a 148,80 por kilo.

El Senasa, mediante la resolución 28/2021 instó a los productores a “incorporar las estrobilurinas en los planes de manejo fitosanitarios, ya que con estos productos se obtienen mayores niveles de eficacia en los tratamientos preventivos contra mancha negra”.

El organismo sanitario remarcó la importancia de “aplicar fungicidas para proteger a la fruta en su período de mayor susceptibilidad, que va desde el cuaje hasta los seis meses posteriores, con una frecuencia de entre 25 y 30 días corridos”