Los “otros autos” van ganando terreno

Crece la venta de autos híbridos y eléctricos

En el mercado local más de una decena de marcas ofrecen sus variantes eléctricas: Toyota, Ford, Lexus, Renault, Nissan, Mercedes Benz, Hyundai, Sero, Fonix, Audi y Jac. REUTERS/Eric Gaillard/File Photo

Los “otros” autos van ganando lugar en las calles y caminos de  nuestro país, dando reafirmación a una tendencia en aumento.

La situación se conoce de acuerdo con el relevamiento que realiza el Sistema de Información Online del Mercado Automotor de Argentina (SIOMAA), del cual surge que la venta de vehículos 0 kilómetro con motorización híbrida o eléctrica aumentó en el primer trimestre de 2021 un 186% y alcanzó un total de 6.618 vehículos.

El desempeño del sector en el primer trimestre del año anticipa una fuerte tendencia al alza en la comercialización de este tipo de unidades que pueden tener una motorización completamente eléctrica o híbrida con el tradicional motor a combustión.

Así, en los primeros tres meses de 2021 se patentaron 1.491 unidades en ese segmento, con un incremento del 186,7% respecto a los 520 vehículos vendidos en el mismo período de 2020.

De acuerdo con el SIOMAA, el vehículo más vendido en el período fue el Toyota Corolla Hybrid, con 1.195 unidades patentadas, equivalentes al 80% del total del mercado.

Le siguen el Ford Kuga con 107 unidades vendidas, el Toyota RAV4 (103), el Toyota C-HR (29), los Lexus NH (23) y RX (8), el Ford Mondeo (7), la Renault Kangoo (6) y el Mercedes Benz GLE 450 (4), de acuerdo a informe publicado por el medio Infobae.

El incremento de ventas vino acompañado desde 2020 de una mejora en la oferta de vehículos con este tipo de impulsores, reconocidos por ser no solo más sustentables ambientalmente por eliminar o reducir el consumo de combustibles fósiles, sino por su eficiencia en el gasto.

En el mercado local más de una decena de marcas ofrecen sus variantes eléctricas: Toyota, Ford, Lexus, Renault, Nissan, Mercedes Benz, Hyundai, Sero, Fonix, Audi y Jac.

El año pasado, el patentamiento de vehículos eléctricos creció 53,9% en comparación con 2019, con un total de 2.383 vehículos eléctricos e híbridos contra 1.584 del año anterior.

El Gobierno nacional otorga periódicamente la autorización para el ingreso al país de este tipo de unidades con aranceles preferenciales para la importación, en función de que todos los vehículos que se ofrecen en el país son producidos de fuera del Mercosur.

En ese sentido, el Ministerio de Desarrollo Productivo emprendió el Proyecto de Ley Electromovilidad, el cual prevé un paquete de medidas que intentará impulsar la fabricación de autos eléctricos en la Argentina y también la producción local de baterías con iones de litio.

Estos planes estarán a cargo del llamado Instituto de la Movilidad, que buscará favorecer inversiones por 5.000 millones de dólares en la industria y que permitirá preparar a este sector productivo para abordar la transformación tecnológica hacia la futura movilidad eléctrica.

Si bien el mercado de autos eléctricos en Argentina aún es muy acotado, poco a poco va ganando volumen aunque todavía se encuentra muy lejos del desarrollo que existe en Europa o Asia. REUTERS/Fabrizio Bensch/File Photo

Según el SIOMAA, Argentina tiene proyectos de ley en agenda desde hace tiempo para promover la utilización de vehículos eléctricos y sistemas de movilidad sostenibles, que sin embargo no avanzan. No obstante, destacó que sí están vigentes decretos que benefician la importación de este tipo de vehículos (331/2017 y 230/2019) los que otorgan aranceles preferenciales para la importación.

“Dado que todos los vehículos que se ofrecen en el país son producidos fuera del Mercosur, el arancel extrazona aplicable sería del 35%. Estos decretos reducen esa alícuota al 5% para los híbridos (HEV / PHEV) y 2% para los eléctricos puros (BEV)”, destacó.

Vale mencionar que los autos HEV son vehículos cuyo propulsor principal es un motor de combustión, pero tienen además un pequeño motor eléctrico y una batería que se utilizan en momentos específicos como durante el arranque o como refuerzo en aceleraciones fuertes.

Esta tecnología permite al auto funcionar en modo 100% eléctrico, pero en trayectos cortos y por poco tiempo. No son vehículos enchufables, sino que la batería se carga mediante un sistema de recuperación de energía durante la frenada o desaceleración.

Mientras que un PHEV es impulsado por un motor de combustión interna (ICE), pero tiene además uno o varios motores eléctricos y baterías de mayor capacidad que las de un HEV.

La principal diferencia con estos últimos es que los PHEV se recargan conectándolos a la red eléctrica convencional y esto permite que tengan baterías de mayor tamaño y autonomía. Algunos modelos llegan a los 50 o 60 kilómetros funcionando solo con electricidad