Proyectan el Polo Científico La Matanza

Polo Tecnológico La Matanza: una obra de 1500 millones para potenciar el sur del Conurbano

Se levantará en La Matanza y tiene financiamiento internacional asegurado. Las empresas podrán encontrar servicios que mejoren sus procesos.

Entre la batería de anuncios que lanzó el gobierno en los últimos días, hay uno que se destaca por su proyección a largo plazo. Se trata de un Polo Científico y Tecnológico que se levantará en La Matanza, el corazón del Conurbano bonaerense.

Se trata de un edificio de 12.000 metros cuadrados y cuatro pisos que financiará la Agencia I+D+i -uno de los brazos ejecutores del ministerio de Ciencia y Tecnología que conduce Daniel Filmus. El proyecto ya cuenta un financiamiento de 15 millones de dólares que gestionó la agencia en el marco de un acuerdo con el Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

Desde el gobierno explican que el plazo estimado para la ejecución total del proyecto es de dos años a partir del desembolso de fondos. Agregan además que ese dinero está asegurado y que no se puede derivar a otro fin.

Esos fondos son parte de un programa de financiamiento más amplio -de unos USD 230 millones- acordado con el BID. Como parte de esos fondos es que se culminó -bajo gestión de la agencia- el edificio de la UBA que lleva el nombre “Cero + Infinito” y que tiene más de 17.000 metros cuadrados.

“Apostamos a la ciencia, a la tecnología y al desarrollo como forma de crecimiento. Con este Polo Tecnológico de la Innovación habrá investigación, desarrollo tecnológico y desarrollo para las empresas con base tecnológica, lo que nos permitirá generar trabajo genuino y con alto valor agregado”, aseguró Filmus días atrás en La Matanza, donde se presentó el proyecto.

¿Qué va a ocurrir en ese edificio? El titular de la Agencia I+D+i, Fernando Peirano, detalló a LPO las cuatro líneas de funcionamiento dentro del polo. Uno de ellos es TIP.AR -Tecnoteca para la Innovación Popular Argentina-, que consiste en espacios de reconocimiento, formación y articulación productiva y buscará potenciar las juventudes digitales y la inclusión desde la innovación.

En términos llanos se trata de tender un puente en los saberes juveniles no certificados -como ciertas capacidades tecnológicas- y una certificación que les permita mejorar sus posibilidades laborales.

Por otro lado, funcionará un centro de servicios tecnológicos orientados a ramas de las actividades industriales que tengan un fuerte arraigo territorial en La Matanza y los distritos cercanos.

Además, la conformación de un ambiente propicio para la incubación de nuevos emprendimientos a través de la instalación de empresas de base tecnológica estimulando así la creación de puestos de trabajo capacitados y bien remunerados.

Todo esto -explican desde la agencia- logrará revalorizar, dinamizar e impulsar el desarrollo urbanístico de ese punto del Conurbano.

Estamos generando la oportunidad de vincular la ciencia con la producción. Y cuando eso ocurre la innovación emerge”, dijo a LPO Fernando Peirano. “Un país con más innova es un país que potencia las posibilidades de empleo, potencia la producción y logra sumar exportaciones”, agrega.

Desde ese ministerio aseguran que el polo funcionará a partir de la confluencia de varios sectores del Estado nacional, provincial, y municipal; el sistema científico tecnológico y las universidades; empresas, las cámaras y los sectores productivos.

La ubicación geográfica del Polo en el partido de La Matanza permitirá difundir sus efectos positivos a los partidos linderos del conurbano Tres de Febrero, Morón, Esteban Echeverría y Almirante Brown.

Además, desde la agencia destacan a la Universidad Nacional de La Matanza (UNLaM) como un actor clave en el proyecto. Inaugurada en 1991, actualmente cuenta con unos 60.000 estudiantes y el Centro Universitario de la Innovación (CUDI) – recientemente inaugurado en González Catán- cuya matrícula esperada es de 10.000 estudiantes para su primer año.